Reseña Histórica:

 

Nuestros Presidentes Honorarios fueron designados en razón a su destacadísima labor, amplios méritos en el campo deportivo automotriz y en especial, por sus  conocimientos sobre Alfa-Romeo. En el caso de Abele Cavicchioli, por haber pertenecido al Equipo Técnico de Alfa-Corse en Italia, del Campeón del Mundo de Fórmula 1 de 1951,  Juan Manuel Fangio, al mando de un Alfetta 159. Sergio Cavicchioli, por su dedicación al Automovilismo Deportivo Venezolano, integrante del Equipo Técnico que conformó junto a su padre Abele Cavicchioli, del Piloto cinco veces Campeón Nacional de Fuerza Libre  desde 1972, Giovanni Spadaro, al mando de un Alfa-Romeo Giulia GTAM. Cabe mencionarse, que Abele Cavicchioli perteneció a la Red Técnica Asistencial de Alfa-Romeo en el Mundo y en Venezuela desde 1.957.

En la foto arriba, pueden apreciarse Fangio y Cavicchioli, en el Circuito de Los Proceres de Caracas, en ocasión del II Gran Premio Internacional de Venezuela 1956  y a sus espaldas Los Monolitos y el Cerro conocido desde 1778 como  El Avila, denominado Waraira Repano desde el 7 de mayo de 2011. Llama la atención de manera anecdótica, la cadena con la Tortuga usada como "Portafortuna", por el Gran Tazio Nuvulari,  obsequiada en amistad  personal  a  Cavicchioli  y que este lleva sobre su pecho.

 

Recientemente, el Museo del Transporte de Caracas, editó el libro "100 Años del Automóvil en Venezuela", para celebrar la llegada del primer automóvil a nuestro país, en el, se dedíca un capítulo al "Nonno Abele", por considerarlo como uno de los pioneros del automovilismo de competencia nacional.